El Reglamento (UE) 2016/679 introduce al Delegado de Protección de datos como una figura garantista en relación con el cumplimiento de la normativa vigente en materia de protección de datos,  siendo obligatoria en las Administraciones Públicas y, por ende, en las Entidades Locales.

Entre las funciones del Delegado de Protección de Datos destacan:

-Diseñar, planificar y dirigir los proyectos dirigidos a facilitar y fomentar el cumplimiento de la normativa legal en materia de protección de datos

-Informar y asesorar a los Servicios internos y miembros de la Corporación de la normativa legal e interna sobre protección de datos y supervisar el cumplimiento de la misma.

-Poner en conocimiento de la Presidencia de la Corporación las vulneraciones relevantes en materia de protección de datos y comunicar las violaciones de seguridad de los datos personales a la Agencia Española de Protección de Datos.

-Atender a los interesados por lo que respecta a todas las cuestiones relativas al tratamiento de sus datos personales y al ejercicio de sus derechos.

-Cooperar y actuar como punto de contacto con la Agencia Española de Protección de Datos y como interlocutor de la Corporación ante aquella.

Imagen volver atrás