Versión para impresión

Una escollera reducirá los riesgos geológicos en Castelló de Rugat

  • La Diputación de Valencia comienza las obras con un presupuesto de 248.859 euros para adecuar la zona con desprendimientos de tierra
  • El diputado de Medio Ambiente, Salvador Enguix, inspecciona los trabajos en el paraje natural de la ermita
29/07/2012

El diputado de Medio Ambiente, Salvador Enguix, visitó el pasado miércoles 25 de julio las obras realizadas por parte de la Diputación de Valencia, en el municipio de Castellón de Rugat. Las obras responden a la petición por parte del ayuntamiento del pueblo a la institución provincial, debido a la existencia de riesgos geológicos que suponían un peligro para la población.

Durante su visita Enguix estuvo acompañado por el alcalde de la localidad, José Miguel Barranca, quien mostró su agradecimiento a la Diputación por solucionar un “problema muy serio que tenía el pueblo”.

Las actuaciones se han realizado en la zona del Paraje Natural de la Ermita de Castelló de Rugat para evitar los continuos desprendimientos de tierra y filtraciones de agua que se producían a causa de las fuertes lluvias que han tenido lugar durante los últimos años.

Las viviendas que rodean la ermita del municipio, concretamente las situadas en la calle Valencia, eran las que estaban sufriendo las mayores consecuencias de las filtraciones de agua incontroladas y los desprendimientos de tierra que “suponían todo un peligro para la seguridad de los vecinos”.

 

Una escollera escalonada

Enguix pudo conocer de primera mano la evolución de las obras que se están realizando en la zona afectada con la construcción de un muro, que evitará futuros desprendimientos de tierra.

La Diputación de Valencia ha destinado un presupuesto de 248.859,31 euros para la reparación de riesgos geológicos de Castellón de Rugat. El objetivo de las obras ha sido amurallar la zona afectada de manera escalonada, formando una especie de escollera de casi 100 metros. Con esta actuación queda totalmente protegida la zona más sensible a las fuertes lluvias y se elimina la problemática existente.

La escollera está realizada en dos niveles distintos de unos tres metros de altura cada uno de ellos, dejando un camino entre ambos con el fin de acceder al muro superior. Para protegerla se va a colocar un geotextil que evita la migración de elementos finos y arcillosos a través del muro.
Para evitar las filtraciones de agua se están colocando tuberías drenantes en el fondo de cada muro para la recogida y canalización de las aguas. Una vez finalizada la obra se procederá a la revegetación del área de actuación
.
El alcalde de la localidad, José Miguel Barranca, se mostró “muy satisfecho con la respuesta rápida y efectiva de la Diputación de Valencia” y recalcó la “gran labor” de la institución provincial para resolver los problemas de los municipios más pequeños.
 

Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet