Generalitat, Diputació y Ayuntamiento aúnan esfuerzos para conseguir unas Fallas más sostenibles