La Diputació de València se ofrece como enlace entre instituciones para afrontar el reto de las inundaciones