La Diputació y Transparencia trabajan en la prevención de malas prácticas en la Administración pública