La Diputació presenta un equipo de gobierno que tratará de solucionar los problemas pendientes durante décadas